ESTEFANÍA

BREVE EXPOSICIÓN DEL CASO

En el año 2016, Estefanía solicitó a la Guardia Civil una orden de protección frente a su marido.

Para justificarlo, aportó un parte médico de urgencias de esa misma noche.

La orden de protección fue denegada al considerarse que habían versiones contradictorias, el denunciado no tenía antecedentes y los agentes de la Guardia Civil consideraron que no había riesgo para la mujer. El Ministerio Fiscal también consideró que la orden debía ser desestimada.

Un mes después de esto, Estefanía fue asesinada con arma blanca por su marido. Tenía dos hijos menores de edad que quedaron huérfanos.

imagen propia @quenotecortentusalas

DECISIÓN DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Llegado este momento, y por la lucha constante de la familia, la Audiencia Nacional ha condenado al Ministerio del Interior a pagar una indemnización tanto a los progenitores de la víctima, como a sus dos hijos.

La Audiencia Nacional ha considerado que existen diversas acciones encadenadas:

  • Acción indirecta de la Juez de Primera Instancia e Instrucción que denegó la orden de protección
  • Omisión de los agentes de la Guardia Civil que no apreciaron riesgo
  • Acción positiva directa del marido asesino

La reclamación de la familia se focaliza en la actuación de los agentes, por lo que la sentencia falla manifestando que la concienciación social e institucional sobre la importancia del problema de la violencia de género exige una mayor sensibilización que la que mostró en este caso el puesto de la Guardia Civil. En la Sentencia se pone de manifiesto:

  • que había suficientes elementos, tanto en la denuncia como en el informe del Punto de Igualdad Municipal de Olivares, así como en la declaración judicial, para que se hubiera dado un nivel mayor de protección por la Guardia Civil, al menos en el seguimiento del caso que dejaron en manos del citado punto de igualdad
  • No sólo se han producido daños sino que, además, de las circunstancias concurrentes, es indudable que no se apreció el riesgo que existía que hubiese podido prever o evitar el asesinato, por lo que incumbe al Ministerio del Interior la reparación de los daños causados, en este caso, por el funcionamiento de los servicios policiales
  • La actuación de los Guardias Civiles cuando se encuentren ante situaciones de violencia de género no debería quedar limitada a aspectos formales de atención a la denunciante, asistencia, información de derechos y citación a juicio, sino que exige una atención preferente de asistencia y protección de las mujeres que han sido objeto de comportamientos violentos en el ámbito familiar, a los efectos de prevenir y evitar, en la medida de lo posible, las consecuencias del maltrato.

Así pues , los magistrados han concluido que el Estado, que debe dar respuesta eficaz en evitación de tal resultado, tienen una responsabilidad directa y objetiva, respecto a estos casos.

Si te gustaría leer noticias periódicas sobre el presente caso, te invito a que visites los siguientes enlaces:

Os dejo por aquí un breve resumen del caso, en formato de imagen, que gasto en mis redes sociales (Instagram: @quenotecortentusalas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *